Advertencia

Este sitio contiene imágenes explícitas que pueden herir su sensibilidad

Narcotráfico

Cuando las redes buscan aterrorizarnos

Al final, el poder de los medios electrónicos son imparables. 

Rafael González
Por Rafael González
  • Las redes sociales.

    Las redes sociales.

El terrible ataque a militares que dejó cinco muertos y 10 heridos se volvió viral en horas a nivel nacional. Sinaloa estuvo en las redes, pero para mal. Sí, tristemente para mal.

La información se movió rápido, tan rápido que muchos se enteraron de lo sucedido porque desde muy temprano empezaron a circular videos de lo acontecido en el trágico hecho. Varios videos y fotografías de los soldados víctimas del ataque inundaron los servicios de mensajería, básicamente WhatsApp. Fueron compartidas en miles de ocasiones. La información corrió rápido y fue el tema del que se hablaba entre la población.

De seguro, usted, vio los videos en su celular porque un amigo se los mandó, y no precisamente en un portal de noticias. Imágenes también desgarradoras de las víctimas. Al final, el poder de los medios electrónicos era imparable. 

Loading...

Lo malo es que dentro de esto la información que corría tan rápido también se difundieron datos falsos. Por ejemplo, un mensaje que de seguro le tocó ver donde se usaba el nombre de una radiodifusora reconocida en Sinaloa para advertir que el gobernador Mario López Valdez había decretado un toque de queda o, bien, una prohibición de circular libremente por las calles de una ciudad. Entonces la confusión entre la población reinó por unos momentos. La población empezó a distribuirla sin confirmar antes su veracidad.

Alguien sin oficio ni beneficio se encargó de elaborar un mensaje malintencionado que al final fue reproducido y compartidos en miles de ocasiones. Aprovechando el temor y lo viral del tema, se mandó este mensaje para confundir más. Al gobernador López Valdez no le quedó más que salir a desmentirlo.
Las redes sociales y el uso del internet debe ser usado siempre para utilidad de la población. Para informar, para prever, para acortar distancias, no para atemorizar. Por eso, el único mensaje que le decimos es: no siempre creamos lo primero que veamos. Seamos desconfiados, pero, sobre todo, confirmemos lo que nos asusta.

Confírmelo por otros medios antes de ser parte de la cadena de desinformación que sólo atemoriza a la población.

Adiós BlackBerry. Hablando de nostalgia cibernética, resulta que la empresa Research In Motion Limited (RIM), como la conocíamos comercialmente y que era la productora original de los teléfonos BlackBerry, ha anunciado que dejará de producirlos. Cómo olvidar la historia de los móviles que durante muchos años fueron el punto de referencia. Fueron los responsables de popularizar el PIN. Cuantas veces no repetimos la frase “¡dame tu PIN!”. Estos equipos fueron reconocidos por el nivel de seguridad de encriptamiento que ofrecía en su mensajería instantánea. 

Superado por aplicaciones comerciales como WhatsApp, Telegram, Facebook Messenger, Viber, Line o WeChat, la empresa con sede en Toronto, Canadá, ha dicho que cederá la producción de los equipos a una compañía de Indonesia. Aunque su presidente ejecutivo, John Chen, da a entender que la marca pudiera desaparecer. Habrá que ver cuáles son los resultados finales de las negociaciones. Lo único confirmado es que la empresa se seguirá dedicando al desarrollo de software y servicios.

La posibilidad de que el PIN no desaparezca es el hecho de haber emigrado a los sistemas Android y iOS, los más usados en el mundo. Es la razón por la que su teléfono BlackBerry no quedará  muerto.
Aunque usted no lo crea, aún hay muchas personas que siguen usando estos equipos.  De hecho, hemos visto que en el Gobierno del Estado hay servidores públicos que aún se resisten a dejar su equipo.

La creencia de la seguridad los mantiene vivos. Ante este anuncio, creo que los teléfonos que aún circulen mejor deberán ser guardados en una vitrina.

 

 

Comentarios

Loading...